Ingredientes:

  • 3 pechugas de pollo
  • 3 cebollas
  • 6 alcachofas
  • 500 g. de gurumelos
  • 3 dientes de ajo
  • 150 g. de queso tierno
  • 50 g. de almendras fritas
  • 8 ciruelas pasas
  • 1 limón
  • 1 lámina de hojaldre
  • 1 vaso de vino dulce
  • 1 vaso de tomate frito
  • Laurel, perejil y orégano.
  • Aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta

Elaboración:

En primer lugar cortar las 3 cebollas en juliana y comenzar a rehogarlas en una cacerola con un chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra. Cuando la cebolla esté tomando algo de color, añadiremos medio vaso de vino dulce y dejaremos que siga cocinándose, a fuego medio, hasta el punto de cocción deseado. En segundo lugar dispondremos las pechugas de pollo a cocer en una cacerola, cubiertas con agua, una hoja de laurel y un pellizco de sal. Cocer durante 15 minutos, apartar del agua y dejar enfriar. Por otro lado, comenzaremos a limpiar las alcachofas. Quitaremos las hojas exteriores y dispondremos los corazones limpios y troceados en un cuenco con agua, jugo de medio limón y perejil; para evitar que se oxiden. Extender la lámina de hojaldre. Repartir por encima la pechuga de pollo desmigada y la cebolla dulce; ambas elaboraciones ya frías. Agregar sobre estas alguno dados de queso, almendras fritas, algunas ciruelas pasas, una pizca de orégano, sal y pimienta. Enrollar bien el hojaldre como si fuera un rulo, dejando el lado que cierra en la parte de abajo del rulo. Disponerlo sobre una bandeja de horno cubierta con papel vegetal y cocinarlo durante unos 20 minutos en el horno precalentado a 200º. Limpiar los gurumelos, trocearlos y comenzar a rehogarlos en una sartén con 3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra. Agregar 3 dientes de ajo laminados, los corazones de las alcachofas escurridos, sal y pimienta. Los dejaremos que se cocinen, a fuego medio alto, durante unos 10-15 minutos. Justo antes de servir añadiremos sobre los gurumelos el medio vaso restante de vino dulce, el jugo del otro medio limón y perejil picado. Dejaremos que se evapore el vino a fuego fuerte. Sacar el hojaldre del horno, cortarlo en medallones gruesos y disponer cada medallón sobre tomate frito. Acompañarlo con el salteado de gurumelos y alcachofas.

VER PROGRAMA COMPLETO: