Jueves, 29 de septiembre de 2011.

Dead Island / Crítica

Todo empezó con un espectacular tráiler que dio la vuelta al mundo, un original relato inverso acompañado de una música sobrecogedora que mostraba los desesperados intentos de una familia por sobrevivir al ataque de una jauría de zombis en una isla paradisíaca. Aquel vídeo se situó entre los más vistos de youtube, con más de 10 millones de reproducciones en tan sólo dos días, y consiguió el León de Oro como mejor producto de animación en la categoría de “Película de Internet” en la 58ª edición del Festival Internacional de Publicidad de Cannes. A partir de ahí la expectación en torno a Dead Island no ha hecho más que crecer.

Había cierto escepticismo en torno al resultado final del juego. En cierto modo, aquella idea que servía de hilo conductor en el aclamado tráiler de presentación casi nada tiene que ver con la trama sobre la que se ha edificado Dead Island. Para empezar, muchos descreídos comentan que de la familia protagonista de aquel vídeo nada más se supo. Pero doy fe de que el juego esconde un breve encuentro con los padres de aquella niña que pasaba a mejor vida y cuya mirada se cruzaba con la nuestra en una de las secuencias del mismo (ver comentarios al final del post).

Desde luego, la isla de Banoi no invita al turismo, pero todo cambia cuando se trata de deambular por ella con la insana pero divertida propuesta de acabar con todo muerto viviente que se cruce en nuestro camino. La acción se desarrolla en una gran variedad de escenarios: un enorme complejo turístico con hoteles, bungallows, playas, almacenes, alcantarillas y todo tipo de construcciones infestadas de zombies. Su extenso mapeado se convierte en un mundo abierto que podremos recorrer a nuestro antojo cumpliendo cada una de las misiones principales o muchos de los objetivos secundarios que plantea el juego.

La aventura comienza en una habitación del hotel Royal Palms Resort con uno de los cuatro personajes seleccionables: Sam B, una estrella del rap; Logan, una antigua gloria del fútbol americano; Purna, ex oficial del departamento de Policía de Sydney; y Xian Mei, empleada del mencionado hotel. Comienza así una lucha por la supervivencia con el objetivo último de abandonar esta isla maldita. Para ello, tendremos que abrirnos paso en estos peligrosos parajes haciendo uso de un amplio repertorio de armas que iremos encontrando durante la partida. El juego contiene elementos de rol que se concretan en la posibilidad de crear armas, mejorarlas o repararlas, así como de ampliar las habilidades de nuestro personaje. Ganar combates y superar misiones generan puntos de experiencia que sirven para estos fines, muy al estilo de juegos como Fallout o Borderlands. En este sentido, podemos afirmar que Dead Island no puede calificarse como un survival horror propiamente dicho, aunque las influencias de títulos como Dead Rising 2 o Left 4 Dead estén presentes. Dicho de otro modo, el suspense no es la nota predominante en el juego, pero todo aquello que toma prestado de otros es para bien.

Ciertamente, Dead Island es poco innovador y está repleto de fallos imperdonables, algunos de ellos realmente incomprensibles. Es el caso de las escenas de vídeo que aderezan la aventura, en las que aparecen los cuatro protagonistas del juego, independientemente de que estemos jugando en el modo multijugador o seamos el único usuario. Resulta chirriante. En el apartado puramente técnico nos encontramos con fallos que dan pie a situaciones kafkianas y que empañan la experiencia de juego, como el caso de zombies que milagrosamente atraviesan una puerta cerrada o situaciones similares.

Pese a todo, Dead Island es tremendamente divertido. Se echan en falta más modos de juego, pero la experiencia de machacar y/o mutilar zombies no tiene parangón. Es largo, muy muy largo, con misiones variadas que invitan a ser jugadas en compañía, con la posibilidad de que participen hasta cuatro jugadores en modo cooperativo. En este punto, la acción gana muchos enteros. Para ser sinceros: Dead Island te atrapa hasta convertirse en algo adictivo e irrenunciable. Yo he sabido perdonar sus errores para hacer de él uno de mis juegos favoritos. Espero que tú también sepas perdonarlos. De lo contrario estarás renunciando a una de las más gratificantes experiencias creadas por la industria del videojuego en este 2011.

(Versión analizada: Xbox 360)



Escribir un comentario

Si quieres añadir tu comentario a esta entrada, simplemente rellena el siguiente formulario:

Nombre *
Email *
Url

* Campos requeridos

Puedes usar estas etiquetas XHTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>.

7 comentarios

7. louis vuitton bags for sale, hace 1 año y 4 meses

At that time, we’d Rand who had been a figurehead in the market, however it just appeared as well familiar compared to the other everyone was doing with brand [url=http://monogrambagsforsale.webs.com/]louis vuitton bags for sale[/url] louis vuitton bags for sale

6. JJ, hace 3 años

Abandonado no, reservado! ;)
A la espera de que coincidados los cuatro para disfrutarlo a tope.

5. Ahemir, hace 3 años

Yo os veo todo el día viciaos al jueguillo así que tarde o temprano, tendré que probarlo, aunque ya a otro precio y de aquí a unos meses, que tengo mis prioridades en otros títulos. Me convence que digas que a pesar de los fallos es muy divertido… eso es lo que busco yo.

Además, otra prueba de que os gusta es que tenéis el GOW 3 abandonao, y eso me preocupa…

4. JJ, hace 3 años

Buenas… Yo coincido con Isaac. Pese a sus fallitos tecnicos, y no tan tecnicos como las secuencias cinematicas de grupo, el juego me parace genial. Si es cierto que las misiones del primer acto se hacen un poco repetitivas, y muchas veces me han dado ganas de mandar al pnj de turno a por sus putas pildoras el mismo, pero tb tienes la opcion de seguir unicamente la trata principal. A partir del segundo acto y sobre todo en el tercero (donde estoy ahora mismo), la trama gana enteros y las misiones son mas originales e interesantes.

Para mi un juegazo, adictivo como pocos y doy fe como Isaac que mu pero que mu largo.

PD. Isaac, gran spoiler, tendre que terminar el juego para verlo. Y picha, deja de avanzar en la historia que tenemos que hacerla en coop!

3. isaaclore, hace 3 años

A ver, Carlos. Alguna cosilla se me ha escapado en la crítica, como el tema de los diálogos, que son bastante ramplones. Respecto a lo que comentas sobre lo repetitivo de algunas misiones, creo que es algo extrapolable a otros muchos títulos. Hoy por hoy, es raro el juego que no cuenta con un sinfín de misiones secundarias que esconden la misma mecánica. Por ello, pienso que no es justo criticarlo por eso. E insisto: tiene muchos defectos, pero es muy entretenido y opino que es un buen juego. Aunque hay gustos y opiniones para todo y para todos. Como debe ser. Un abrazo.

2. Carlos, hace 3 años

A mí lo que no me ha gustado mucho es la falta de variedad en la mecánica de juego. Básicamente consiste en pegar palazos y escobazos a zombis durante horas. He echado en falta algún puzzle, un obstáculo que requiriese un poquito de ingenio, por no hablar de un diálogo que no fuese de risa o una secuencia que emocionase un pelín. La verdad es que me cansé cuando llevaba seis horas y no hacía más que ir a rescatar al marido de una, a conseguirle agua a la otra o a traerle las pastillas de la tensión al abuelo. Eso sí, creo que la primera media hora u hora es soberbia.

1. isaaclore, hace 3 años

A ver, descreídos… Cuidado con este spoiler!! En la fase “Prólogo”, nada más comenzar el juego, saldremos de nuestra habitación del hotel. Si giramos a la izquierda, en lugar de seguir la dirección indicada en el mapa, y avanzamos hasta el final del pasillo, llegaremos a una habitación en la que encontraremos… Tachán!! Sorpresa!! Saludos.

Suscríbete

Trackbacks

Para notificar de una mención en tu blog a esta entrada, habilita la notificación automática (Opciones > Discusión en WordPress) o especifica esta url de trackback: http://blogs.canalsur.es/territorioarcade/2011/09/29/dead-island-critica/Trackback/