Por . Viernes, 21 de Abril de 2017.

El volumen de la publicidad en Canal Sur

El Defensor recibió queja relativa al cambio de volumen entre la programación habitual y la publicidad, tema ya tratado en una anterior ocasión. “Quisiera formular mi queja en mi nombre, pero sobre todo en nombre de mi madre, consumidora de canal sur al cien por cien. Mi queja viene referida a la diferencia exagerada de volumen entre los programas y la publicidad. Como pueden suponer esto ocasiona grandes molestias al tener que estar cambiando el control de volumen constantemente, entre otras cosas. Creo que no debe ser muy complicado solventar este problema, ya que al parecer son directrices económicas debido a la publicidad, pero creo que su audiencia no esta sorda sola son mayores y cada persona pondrá el volumen según su deficiencia auditiva y no tener que estar buscando el mando de tv para no despertar a los vecinos”.

Se solicitó informe a la Dirección de Emisiones, que respondió con un amplio documento. “La respuesta a esta cuestión es coincidente con la que se mandó hace un año, aproximadamente, en la que un espectador se quejaba de la diferencia de sonido entre la publicidad y el resto de la programación.

En realidad el sonido de los anuncios no está más alto, ya que el nivel máximo de las señales que se pueden transmitir está limitado por ley (además se normalizan en el proceso de ingestado del material). La diferencia se debe a que cualquier señal de audio tiene una mezcla de niveles: hay partes fuertes y partes suaves. La combinación de ambas es lo que hace posible la aparición de muchos matices cuando escuchamos un sonido.

Pero los anunciantes no están interesados en estos matices, sino en captar la atención del espectador. Por ello la señal de audio se procesa para hacer que las partes fuertes lo sigan siendo, y las partes más suaves suenen más alto. El resultado es que todo queda con un nivel alto, sin matices ni diferencias importantes entre las partes de la señal.

Lo que se consigue con esto es que, aunque el nivel máximo de las señales sea el mismo para el programa de TV que para los anuncios, el nivel medio (para ser estricto debería decir el nivel cuadrático medio) de los anuncios es muy superior al de los programas, y es éste el que nosotros percibimos con nuestros oídos. La diferencia es algo parecido a si alguien dispara un flash fotográfico frente a nosotros de vez en cuando, o si mantiene esa luz continuamente frente a nuestros ojos. Aunque el nivel máximo de brillo sea el mismo, nuestra experiencia es totalmente distinta en un caso y en el otro.

En el gráfico adjunto se pueden ver las dos señales de audio, donde se puede ver lo que comentábamos antes: la señal original tiene partes con un nivel más alto y otras partes cuyo nivel es mucho más bajo, mientras que en la señal procesada todo tiene un nivel alto. Hemos perdido muchos de los matices debidos a estos cambios de nivel, pero si lo que nos interesa es sencillamente captar la atención, ésta segunda señal suena mucho más alto que la original.

En el caso de las emisiones no sólo de Canal Sur TV, sino de todas las demás cadenas de TV. Al final del equipamiento técnico previo a la difusión de la señal, existen procesadores de audio que pretenden normalizar los mismos dentro de unos márgenes moderados y previamente establecidos. Son los procesadores de audio que entre otras funciones funcionan como COMPRESORES (limitan los audios altos comprimiéndolos) y los EXPANSORES, que realizan la función inversa. Intentan mitigar estos efectos indeseados. Desde Continuidad no se puede hacer nada para resolver esta cuestión; si se bajara el volumen de la publicidad iríamos contra la norma y no se percibiría de manera adecuada”.



NOTA DEL DEFENSOR

Conforme a la NORMA del Consejo de Administración que regula las funciones del Defensor de la Audiencia de la RTVA, para CSR, CSTV, CANAL SUR 2, ANDALUCÍA TV o cualquier otro de los medios de la RTVA, no se admiten quejas, sugerencias ni opiniones anónimas. Si se llama al contestador es necesario especificar el nombre y el teléfono o dirección del comunicante.


PÁRRAFO DE LA NORMA REGULADORA DEL DEFENSOR O LA DEFENSORA DE LA AUDIENCIA DE LA RADIO Y TELEVISIÓN DE ANDALUCÍA:

“El servicio público que corresponde a la RTVA requiere mecanismos de comunicación directa con la ciudadanía usuaria de los medios de comunicación de titularidad autonómica, para que ésta pueda formular reclamaciones, quejas y sugerencias, así como recibir respuestas adecuadas a sus planteamientos, en todo aquello que afecte a sus derechos como oyentes y telespectadores”.