Ingredientes:

  • 1 pulpo pequeño
  • 1 jibia o choco pequeño limpio
  • 200 g de langostinos crudos y pelados
  • 500 g de almejas
  • 2 cebollas
  • 4 dientes de ajo
  • 1 pimiento rojo
  • 1 pimiento verde de asar
  • 1 penca de apio
  • 3 tomates maduros
  • 2 vasos de arroz
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • Azafrán, laurel, pimentón dulce y perejil fresco
  • Aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta

Elaboración:

Poner ½ Kg de almejas en agua fría con sal para que suelten la posible arena que tengan.

Por otro lado, disponer, en una cacerola con agua hirviendo, una cebolla entera cortada en cuartos, un puñadito de sal y un chorreón de virgen extra. Lavar 1 pulpo bajo el grifo, retirar la boca e introducirlo de forma muy breve tres veces seguidas en el agua hirviendo. Finalmente lo dejamos dentro para que cueza durante unos 30-40 minutos.

Para el sofrito, comenzar a rehogar 1 cebolla y 3 dientes de ajo troceados junto con algunas hebras de azafrán. Cortar en dados y añadir 1 pimiento verde, 1 pimiento rojo, 1 penca de apio y 1 jibia pequeña. Incorporar una hoja de laurel y cocinar unos minutos. Añadir entonces 1 cucharada generosa de pimentón y, acto seguido, 3 tomates rallados. Dejar que se fría bien.

Sacar el pulpo del agua, dejarlo reposar unos minutos y cortarlo en porciones. Reservar. Verter sobre el sofrito 1/2 vaso de vino blanco y, cuando evapore el alcohol, agregar 2 vasos de arroz y 6 vasos de agua de cocer el pulpo. Probar de sal y hervir a fuego medio-alto 12 minutos.

Mientras tanto, hacer una picada batiendo 1 diente de ajo, un buen manojo de hojas de perejil y un chorreón generoso de aceite de oliva virgen extra.

Cuando queden entre 2 y 3 minutos para que el arroz esté en su punto, añadir el pulpo troceado, los cuerpos picados de unos 200 g de langostinos y las almejas que teníamos en remojo.

Justo antes de llevar a la mesa, regaremos el arroz con un buen chorreón de la picada de perejil.

VER PROGRAMA COMPLETO: