Ingredientes:

  • 1,5 Kg. de mejillones frescos
  • 150 g de gambas crudas peladas
  • 1 cebolla
  • 3 dientes de ajo
  • 1 zanahoria
  • 1 pimiento rojo
  • 1 penca de apio
  • 100 g de espinacas frescas
  • Harina
  • Huevo y pan rallado para rebozar
  • 1 limón y 2 hojas de laurel
  • Aceite de oliva virgen extra, sal y pimienta

Elaboración:

Limpiar un kilo y medio de mejillones y quitarles las barbas. Lavarlos y disponerlos en una cacerola con 2 vasos de agua, 1 limón cortado, 2 hojas de laurel y el verde de una penca de apio. Tapar y poner a fuego alto hasta que se abran.

Por otro lado, picar y comenzar a rehogar, con aceite de oliva virgen extra, una cebolla, 3 dientes de ajo, 1 zanahoria, la penca de apio y un pimiento rojo. Dejar sofreír, unos 10 minutos, a fuego medio-alto.

Separar los mejillones de las conchas, que reservaremos para utilizar más adelante, y colar el caldo.

Por otro lado, agregar 100 g de harina a las verduras que están rehogándose en el fuego. Mezclar bien e incorporar, poco a poco, 2 vasos de caldo de abrir los mejillones.

Picar y añadir los mejillones, 150 g de gambas crudas y 100 g de espinacas frescas. Salpimentar, mezclar bien, apartar y dejar atemperar unos minutos.

Rellenar las conchas y reservarlas al frío para que cojan cuerpo.

Pasar entonces por harina, huevo batido y pan rallado. Disponerlos en una fuente de horno, rociarlos con un chorreón generoso de virgen extra y cocinarlos, durante 5 minutos, en el horno precalentado a 200ºC.

Pasado este tiempo, encender la gratinadora y dejar hasta que se doren.

VER PROGRAMA COMPLETO: