Ingredientes:

Brownie:

  • 5 huevos
  • 180 gr. de cobertura de chocolate con leche
  • 150 gr. de harina
  • 150 gr. de azúcar
  • 300 gr. de mantequilla
  • 250 gr. de nueces

Bizcocho:

  • 1 yogur griego natural
  • 3 huevos L
  • 3 medidas de yogur de harina
  • 2 medidas de yogur de azúcar
  • 1 medida de yogur de aceite
  • 1 sobre de levadura
  • 1 naranja grande

Crema de naranja:

  • 1 l. de leche
  • 4 huevos
  • 100g de maizena
  • 250 g de azúcar
  • 1 naranja

Elaboración:

Para el brownie, disponer 180 g de chocolate y 300 g de mantequilla en un cuenco. Cubrir con plástico film, derretir al baño María y dejar que se atempere ligeramente. Mientras tanto, batir brevemente 5 huevos con 150 g de azúcar en otro cuenco. Añadir 150 g de harina y mezclar con suavidad. Incorporar el chocolate derretido y 250 g de nueces peladas. Mezclar bien, disponer sobre un molde de tarta previamente engrasado y guardar al frío. Para el bizcocho, añadir en un recipiente 1 yogur griego, 1 medida de yogur de aceite de oliva virgen extra, la ralladura de 1 naranja y el jugo de esta. Mezclar y reservar. Por otro lado, montaremos 3 huevos L con 2 medidas de yogur de azúcar, hasta que cambien de color y adquieran un aspecto espumoso y blanquecino. Agregar a los huevos con azúcar la mezcla reservada de yogur, aceite y naranja y continuar batiendo. Llega el momento de mezclar 3 medidas de yogur de harina con 1 sobre de levadura y tamizar sobre el cuenco, removiendo con suavidad, de abajo hacia arriba, hasta que tengamos una masa uniforme. Verter sobre el molde reservado con la masa de brownie y cocinar, en el horno precalentado a 185ºC, durante unos 35 minutos. Por último, haremos una crema de naranja disponiendo en un cuenco 4 huevos con 250 g de azúcar y 100 g de maizena. Verter 1 litro de leche y mezclar ayudándonos de la varilla. Disponer en una sartén y llevar al fuego con intensidad media. Exprimir el jugo de 1 naranja, remover y dejar hervir 2-3 minutos. Apartar directamente sobre la tarta fría y dejar que pierda temperatura antes de guardarla al frío. Cuando la tarta esté bien fría, podemos terminarla espolvoreando sobre la crema un poco de azúcar y caramelizándola con ayuda de un soplete de cocina. Opcionalmente también podemos decorar con algunos pistachos molidos por encima.

VER PROGRAMA COMPLETO: